El Oro de Oaxaca

El placer del mezcal

Los granjeros

El fin de semana pasado fue uno un poco extraño, debido a que conduje actividades muy distintas en su naturaleza, más distintas de lo que normalmente en mi vida pueden ser actividades que conllevo en dos polos opuestos; sin embargo, este tipo de combinación me parece muy amena.

El día sábado, durante toda la mañana, estuve tramitando unos préstamos online, préstamos que damos en nuestra empresa como bonos para ciertos trabajadores, bajo ciertas condiciones, algo que tiene mucho éxito y produce grandes resultados en el desarrollo profesional de los individuos.

Por supuesto que esto es algo nuevo en el mundo (los préstamos online), ya que en décadas pasadas estas transacciones se efectuaban de una manera física, mientras que ahora es posible efectuarlos desde nuestra casa, algo que a mí me sigue pareciendo muy moderno.

Al término de estas operaciones, es decir, a la una de la tarde, fui con mi esposa a la granja de su abuelo, que se encuentra aproximadamente a una hora de esta pequeña ciudad donde nos encontramos, en el este de Europa, una región donde en muchos lugares, el tiempo parece nunca haber pasado, ya que muchas personas aún retienen y conservan tradiciones de otras eras, algo que en Europa, por ejemplo, ha desaparecido como los últimos rayos del sol se extinguen al sumergirse en occidente.

Debido a esta razón,  las granjas aquí aun funcionan como lo hacían en la época cuando aquí mandaban los zares o los comunistas, dos regímenes que estaban basados fuertemente en la agricultura en masa, agricultura que sería siempre trabajada por granjeros, quienes saben tanto sobrevivir de su granja sin ayuda externa y hacer que otros ganen de ella también, como bien sucedía en los tiempos de Alejandro I o Joseph Stalin.

Estas granjas no están hechas para todos, particularmente para la mayoría de los occidentales, ya que nosotros, aunque busquemos actividades fuera de la ciudad y en cercanía con la naturaleza, siempre buscamos un buen grado de confort para hacernos sentir bien, además de que el confort para muchos de nosotros es equivalente a limpieza y la limpieza equivale a lo saludable.

En estas granjas, lo último que se encontrará es el confort, ya que éstas son sumamente austeras y el estar cómodo no solo es algo que no se hace, sino que es algo que se evita a toda costa.

Esto se debe a que aquí el confort es símbolo de pereza y ocio, lo que a su vez se asocia con la muerte, ya que la granja, para que funcione como remplazo del sistema establecido con éxito, debe de ser trabajada de sol a sol.

A su vez, los granjeros aquí parecen todos tener un patrón de comportamiento en común, una extraña combinación de paciencia, honestidad y crudeza, que provoca mucha admiración en mí.

Cómo hacer realidad tu propósito de viajar

No, no te vamos a recomendar que mientras suenan las doce campanadas de Año Nuevo tomes una maleta vacía y salgas corriendo a darle una vuelta a la manzana.

Puede que algunos confíen en rituales como ése. Y, quién sabe, puede que funcionen. Pero hay formas mucho más efectivas, aunque implican más constancia, es cierto, de cumplir ese propósito que casi todos anhelamos; el de viajar.

viajar

Ahorra

¿Te parece complicado? Bueno, no prometimos fórmulas mágicas, pero tampoco te proponemos imposibles. Si ya tienes un destino en mente y cuentas con un estimado de la cantidad que necesitas para poder viajar a ese lugar, organiza tus gastos para que mes a mes puedas ahorrar un monto específico. ¡Y aparta ese dinero religiosamente! Tal como lo haces con el que dedicas a pagar renta, servicios, créditos y demás gastos, ¿cierto?

Si no tienes muy claro el destino ni cuánto necesitas, pero sabes que este año quieres viajar, también ahorra cada mes, aunque no siempre pueda ser la misma cantidad. Verás que con constancia llegas a la meta.

Planifica

Probablemente ya sabes que hay temporadas en las que viajar resulta muy caro, como el fin de año y las vacaciones de Semana Santa o verano. En cambio, hay otras en las que puedes encontrar precios más que accesibles, sencillamente porque la demanda turística es prácticamente nula en esas fechas.

Si tienes la opción de elegir tus días de vacaciones, prográmalos en temporadas bajas, así tendrás una primera garantía de encontrar mejores ofertas. Elige tu destino y comienza a buscar vuelos y alojamiento con al menos tres meses de anticipación. Y en el caso de los boletos de avión, cómpralos con al menos un mes de anticipación.

Busca opciones económicas

A menos que quieras viajar con todo lujo, para lo cual tendrás que ahorrar mucho más o ganar la lotería, quédate con las opciones que te permiten ahorrar, aunque tengas que renunciar a ciertas comodidades.

Al viajar por avión, siempre que sea posible, elige las aerolíneas de bajo costo, como Interjet en México o Ryanair en Europa. En cuanto al hospedaje, puedes encontrar albergues muy cómodos y económicos en sitios como Hostelworld.com, para buscar hostales, o en AirBnB, para hospedarte con gente del lugar.

Si tu meta es viajar y conocer el mundo, probablemente no te importará el que no puedas documentar dos maletas (¿para qué quieres cargar tanto?) o que no haya televisión por cable en el cuarto del hotel (no vas a ir al otro lado del mundo para sentarte a ver la tele).

Elige destinos menos frecuentados

Todos soñamos con Nueva York, París o Londres en algún momento de nuestras vidas. Y si se presenta la oportunidad de viajar a este tipo de ciudades, ¡adelante!, no hay que pensarlo dos veces. Pero si el tiempo, los recursos económicos o cualquier otro factor te impiden hacer esos viajes, no te desanimes. ¡Hay mucho mundo por descubrir! Los destinos menos cotizados tienen muchas ventajas; encontrarás menos aglomeraciones, los servicios suelen ser mejores (en algunos casos) porque no hay tanta gente que atender y por lo general, todo es más barato.

Una tradición digna de conservar

¡Al fin llegó mi mes preferido del año! Bueno, de hecho han corrido ya varios días de diciembre y falta muy poco para que comience una de las tradiciones más entrañables, de las muchas que preserva este país. Me refiero, por supuesto, a las Posadas.

Si actualmente le preguntan a un joven o un adolescente de nuestro país si le gustaría ir a una Posada, seguro estaría más que dispuesto. Ahora bien, si le preguntan qué es una Posada, la visión que tenga de esta celebración podría ser muy distinta de lo que nosotros, nuestros padres o nuestros abuelos conocimos.

Para un joven de hoy, organizar una posada implicará comprar comida y bebida, especialmente bebida, suficiente para agasajar a un buen número de invitados; comprar varias piñatas, preferiblemente de cartón, porque son las que permiten las representaciones más originales y creativas; conseguir un buen sistema de sonido o incluso contratar a especialistas en la materia, para que no falte la música y, consecuentemente, el baile, y tal vez alquilar unas sillas plegables acojinadas, para que los asistentes se sienten cómodamente a comer.

Quizás algunos sientan nostalgia o curiosidad por las velitas y los cantos, y entonen el conocido “En el nombre del cielo / Os pido posada”. Más allá de eso, los elementos cruciales serán la fiesta, el baile y los numerosos brindis.

No quiero decir que todo lo anterior esté mal, ni que me moleste la idea de que las personas bailen, disfruten y se diviertan. De hecho, me parece muy bien que esta temporada se aproveche para fortalecer la unión y la convivencia con la familia, los amigos o los compañeros de trabajo; es algo que, en mi opinión, armoniza mucho más con el mensaje de amor, paz y esperanza de la Navidad, que las compras de pánico y las cuantiosas deudas para empezar el año.

navidad

Lo que sí debo aclarar es que una tradicional Posada mexicana no es sólo una fiesta que se hace en vísperas de Navidad. Es un evento en el que se vinculan creencias religiosas, tácticas de evangelización y el gusto por las celebraciones que caracteriza a la mayoría de los mexicanos, dando como resultado una tradición que se reviste de solemnidad, color y alegría.

Las Posadas recuerdan el peregrinar de José y María, quienes tuvieron que emprender un viaje hacia la ciudad de Belén, pocos días antes de que la joven diera a luz. En el camino, según cuenta la historia, la pareja tuvo que buscar un refugio, ante la inminente llegada del niño Dios. Y a falta de un lugar disponible en los distintos albergues donde solicitaron “posada”, no tuvieron más opción que resguardarse en un establo, donde los animales fueron los primeros en dar la bienvenida a tan especial bebé.

Pues bien, tal es el origen de nuestras Posadas. En la época de la Colonia, los evangelizadores buscaron formas lúdicas de atraer a los habitantes de la entonces Nueva España a la práctica del catolicismo. Una de las estrategias que más emplearon fue la representación, pues gracias a ella podían transmitir sus mensajes, sin importar barreras como la del lenguaje o las diferencias culturales.

navidad2

Las Posadas fueron una forma lúdica de comunicar la historia de la Navidad. Por ello es que en una Posada tradicional se hace una procesión con los Peregrinos, ya sean figuras o personas caracterizadas, y se va de casa en casa pidiendo “posada”. También se cantan alabanzas a la Virgen y se reza un misterio del Rosario.

Las piñatas son el componente de la tradición en el que más se refleja nuestro folclor. Aunque también fueron ideadas por los evangelizadores católicos, para dar una forma emocionante y divertida a la lucha contra el pecado, en la confección de las piñatas se reflejan la creatividad y las habilidades artísticas de nuestros antepasados.

Más allá de las creencias, las Posadas son una tradición que proyecta rasgos muy especiales de nuestra cultura y por ello vale la pena conservarla.

Ejemplos de servicios de catering

El mundo de los servicios para eventos especiales se ha diversificado y a su vez especializado.

Hoy podemos encontrar agencias que se dedican exclusivamente a un giro muy particular, como aquellos que solo ofrecen servicio de catering para parejas de novios, hasta aquellos que incluyen banquetes multitudinarios.

Y a todo esto, ¿qué es el servicio de catering?

Por definición se entiende un servicio de catering como un servicio profesional que se dedica a servir comida preparada, aunque también existen aquellos servicios adicionales que forman parte del abastecimiento para la organización de un banquete o una fiesta en específico.

Con base en esta definición, esta industria ha logrado permear en mercados muy específicos, lo que ha dado lugar a la especialización de este tipo de servicios. Veamos los más claros del mercado:

Servicio de catering de aperitivos, es de corta duración, entre 15 a 30 minutos, en donde se ofrece un par de bocadillos a los invitados.

Servicio de catering tipo coctel que, al contrario del aperitivo, es un servicio más prolongado, que va entre 11 a 21 horas, durante el evento se ofrecen entre 15 a 20 bocadillos por invitados entre salados y dulces.

Servicio de catering para recepciones, dura en promedio 3 horas y generalmente son por la noche, durante para este tipo de servicio se calculan entre 18 a 20 bocadillos por invitado entre salados y dulces.

catering2

Servicio de catering para recepciones con buffet, tienen también un promedio de 3 horas en donde se ofrecen variedades entre platos fríos, calientes y guarniciones previamente elegidos.

Servicio de catering para recepción con comida o banquete son servicios para eventos de larga duración, que van entre 6 y 8 horas. En esta variante se ofrecen bocadillos durante la recepción, para después pasar al banquete, que consta generalmente de 3 entradas. Algunos servicios incluyen un servicio de café, la coordinación del brindis, el arreglo de una mesa para dulces y el cierre del banquete.

Servicio de catering para desayuno de trabajo, en donde las empresas pueden elegir entre un servicio de bocadillos, un servicio continental entre otros.

Servicio de catering tipo brunch, que es la combinación del desayuno y el almuerzo, por lo que generalmente el servicio inicia alrededor de las 11:00 am con una duración promedio de 2 horas.

Servicio de catering tipo vernissage, es un servicio más dirigido al mundo artístico, como en las muestras o inauguraciones de pinturas o de libros en donde se ofrecen bocadillos, champagne y vino a sus invitados.

Servicio de catering reconocido como “vino de honor”, para esos eventos muy especiales y cortos. Generalmente se realizan al medio día o por la noche, ofreciéndose bocadillos, diversos tipos de vinos que incluyen los dulces como el oporto o jerez. Servicio de catering tipo coffee break, ideales para reuniones de trabajo, cursos, seminarios, talleres en donde se ofrece un servicio de café, té, jugos y bocadillos salados y dulces. Se ofrecen durante los recesos que duran aproximadamente entre 15 y 30 minutos.

Como notarás, en algunos casos son muy evidentes las diferencias, mientras que en otros son muy sutiles; sin embargo, entre más especializado es el servicio, podrás identificar el que mejor se adapte a tu evento y recurrir a una empresa que se dedique a esto de la manera más profesional.

Recordemos que cualquier evento es especial en sí, por lo que el detalle de un buen servicio es muy importante.

¿Halloween o Día de Muertos?

Acaba de pasar el mes de octubre y al final del mismo se tiene una de las celebraciones anglosajonas más esperadas del año, el Halloween.

Esta es una celebración de origen irlandés con la intención de alejar a los espíritus.

Se dice que los druidas, quienes eran sacerdotes celtas y tenían funciones de jueces, maestros, curanderos y adivinos, eran la casta sacerdotal de los celtas que habitaban la Galia.

halloween

Pues bien, los druidas tenían la creencia de que los espíritus de los muertos regresaban a sus antiguos hogares para visitar a los vivos el día que hoy reconocemos como 31 de octubre.

Para ello, los vivos debían tener comida en sus hogares, ya que eran espíritus para nada amigables. De no contar con alimento, entonces toda clase de cosas terribles podrían ocurrirles.

De ahí es que nace la frase “treat or trick”.

Esto porque si los espíritus no recibían su festín (treat), entonces ellos harían travesuras malas a los vivos (trick).

Y después de muchos años, a través del tiempo y cruzando continentes, llega a los Estados Unidos y de ahí el Halloween se convierte en una festividad que ofrece una excusa perfecta para disfrazarse de algo macabro y, por supuesto, tener fiesta.

Esta forma de festejo trasciende nuestras fronteras y en México se combina esta celebración con nuestras tradiciones de Día de Muertos.

En nuestro caso, el Día de Muertos tiene matices en sus connotaciones con respecto al Halloween.

Para comenzar, se tiene la fecha del 1o y 2 de noviembre para su festejo, que se une de forma “natural” al 31 de octubre.

11030129. Puebla, Puebla.- En conmemoración del Día de muertos, se colocó una ofrenda monumental con calaveras de papel mache realizadas por artesanos locales, hoy en el patio del Palacio Municipal de Puebla.   NOTIMEX/FOTO/CARLOS PACHECO/CPP/HUM/

Por otro lado, podemos decir que el Día de Muertos en primera instancia es un legado ancestral, que puede verse en las distintas culturas prehispánicas que habitaron el territorio y es una celebración que ha trascendido los siglos y está viva hasta nuestros días.

Ahora bien, con la llegada de los españoles, ésta sufrió una cierta mutación, en donde se unieron las creencias indígenas con el catolicismo que trajeron los españoles, forjando en consecuencia una festividad de carácter religioso único.

En estas festividades, las ofrendas son importantes y tienen su simbolismo particular y entre los objetos que resaltan están las flores particulares de la fecha, como el cempasúchil, la nube y el terciopelo.

Otro elemento son las calaveras de dulce o representaciones en papel, papel picado, papel maché. Sean en forma de adultos, mujeres o niños pero con la singularidad de ser unas calaveras alegres.

Y en sí, estas fechas tienen como objetivo honrar a los difuntos.

Esto es diferente con respecto al Halloween, en donde los disfraces suelen ser más “horripilantes” con la idea de causar “terror”.

Para este tema, la cantidad de objetos y las telas para disfraces para Halloween son variados, porque van desde algo que tengas en casa, que puedas darle un uso diferente, hasta telas especiales como la licra, que permite ser alargada para dar efectos especiales.

El maquillaje es la pieza fundamental del disfraz, ya que es gracias a esto que se logran trasformaciones impresionantes y se obtienen disfraces que efectivamente dan terror.

telas-para-disfraces

Olvídese de cocinar

Cuando de comer rico se trata, nuestro país no tiene problema alguno en cuanto a las opciones y lo que falta es estómago ante la variedad disponible para comer.

Cada una de las diversas regiones del país tiene guisos que los caracterizan, siendo muy distintos entre ellas.

De todo este repertorio hay algunos que forman parte de la dieta habitual de los mexicanos y no siempre se puede recurrir a la gran diversidad debido principalmente al tiempo de que se dispone en la actualidad para ir a comer.

Aquellos días en que a la hora de la comida cada quien iba a su casa y después regresaba para terminar sus actividades en el trabajo son algo que ya no se ve.

Con el tamaño que han adquirido las ciudades, la gente se ha visto forzada a llevar algún alimento de su casa o bien ir a comer a lugares cercanos a su trabajo y esta oportunidad ha transformado, en las últimas décadas, los hábitos de la gente al recurrir cada vez más a la comida rápida.

A principios de los 80’s, al hablar de la comida rápida se pensaba de inmediato en pizzas o hamburguesas.

Nuestra comida también adoptó el concepto con mucha facilidad, haciendo que las tradicionales taquerías tomaran algunas ideas para facilitar que la gente comiera rápidamente o encontrara alternativas a la llamada “comida rápida”.

Esta tendencia de buscar la diferencia siguió agregando toques distintivos que los hicieran resaltar.

Fue entonces cuando nació ese ejército de motociclistas que diluyen la diferencia entre lo audaz y lo inconsciente, además de invadir cada rincón de la ciudad al ser los que hacen posible las entregas a domicilio.

Este concepto fue tan bien recibido que además de hacerse popular, comenzó a ser usado por otros giros, como las taquerías, negocios de anotojitos y servicios de café.

Esto fue suficiente para satisfacer las necesidades de comida fuera de casa, sin embargo los negocios se dieron cuenta de que ese diferenciador realmente les proyectaba aún más de lo que era simplemente esperar a un cliente en el negocio.

bully-food-truck-edmonton

En este punto, los negocios de comida ya brindaban un servicio bastante completo, cubriendo las principales necesidades de los comensales y aun así, algunos se esmeraron un poco más.

Si bien los servicios de comida a domicilio ya se ofrecían, faltaban los servicios para eventos especiales.

Algunos restaurantes vieron la forma de trasladar los alimentos junto con las parrillas, utensilios, estufas y otros accesorios necesarios para “llevar el restaurante hasta el lugar del evento”.

Los servicios de cazuelas con guisos para preparar tacos, carnes al carbón y parrilladas a domicilio fueron los primeros que ofrecieron esto para eventos pequeños, fiestas familiares o cualquier reunión en la que es muy conveniente deshacerse del pendiente de la comida.

Finalmente, se agregaron los servicios de postres, café y helados, llevando la fiesta completa hasta cualquier ubicación, como una oficina o una casa.

La evolución de estos servicios no para y es difícil imaginar lo que viene.

Posiblemente las pizzas u órdenes de tacos al pastor sean entregadas a domicilio, usando drones o alguna otra curiosidad que los distinga, pero eso está por verse… literalmente.

La moda retro es como cápsulas del tiempo

Sin duda estamos viviendo una de las mejores épocas en la vida del ser humano. Ahora pensar que puedes sacar tu celular para solicitar desde un taxi, reservar una habitación, hacer transacciones bancarias o solicitar hamburguesas para eventos en el DF es tan sencillo como marcar.

Actualmente estamos llenos de nuevos avances tanto científicos como tecnológicos.

Nunca en la vida de un ser humano ha logrado vivir tan intensamente los cambios como lo hemos hecho los nacidos en la década de los 40 en adelante.

Mi generación de la década de los 60 es una de las más privilegiadas, ya que hemos visto prácticamente evolucionar las cosas de una forma tan vertiginosa que lo que usábamos o teníamos de niños para el día de hoy tiene una versión prácticamente diferente.

Aquellas series donde hablaban de cosas futuristas que, si bien muchas ya se han conseguido y otras están en incubación, hacen que veamos nuestras vidas tal cual una película.

Recuerdo que de niña ver la televisión era estar ante un enorme monitor en blanco y negro, el cual aún funcionaba con bulbos.

60s-fashion989¿Control remoto? Para nada, teníamos que levantarnos y ajustar la antena para ver el programa. Y a las doce de la noche aparecían las rayas a colores indicando que la programación había terminado.

Fue hasta el mundial de México en 1986 cuando tuvimos nuestra primera televisión a colores, ya de transistores y con control remoto, toda una novedad.

En cuanto al teléfono, una historia totalmente diferente a la que viven ahora nuestros hijos. Pasamos de hablar en las casetas públicas a tener una línea en casa con aquellos grandes aparatos que tenían un círculo para marcar.

Con respecto a las computadoras ni se diga, fui una de las privilegiadas, puesto que me tocó estar en la universidad cuando se pudieron adquirir las versiones caseras.

Tuve mi primer computadora con 512 kb de memoria ram, con monitor monocromático, sin disco duro, con dos floppys de 5 ¼, un teclado y una súper impresora de matriz de puntos que aún conservo.

Era toda una novedad… y después pude tener acceso a Internet a través de un módem, del que aún puedo recordar su sonido tan peculiar al conectarse.

Sí, eran épocas donde las cosas pasaban a cierta velocidad y a finales del siglo XX las cosas han evolucionado aún más rápido.

Cuando veía en la televisión las películas de la época de oro, me ilusionaba ver aquella moda del rock and roll con esos vestidos ampones donde los jóvenes se reunían en las cafeterías para estar con los amigos alrededor de enormes vasos de helados o hamburguesas y en donde la mayor tecnología consistía en escuchar la radio o alguno de los pocos televisores que existiera en la zona.

Me encantaba ver esa moda y no me agradaba mucho lo que se vivía en mi época donde la música disco se desplegaba al por mayor.

Ahora que platico con mis hijos de cómo eran las cosas en aquellos días no pueden concebir ciertas cosas, como el estar sin un teléfono celular o sin Internet, por ejemplo, para ellos es algo que no pueden entender.

Para darles una idea de lo que se vivía, los llevamos a un restaurante con un ambiente de los 60’s, el cual está muy bien adaptado a la época y es como retroceder en el tiempo.

Cuando vivieron esta breve experiencia, fue como meterse en alguna de las películas que hemos visto en casa.

Lugares como estos se aprecian mucho porque es como una cápsula del tiempo que nos permite recodar y vivir ambientes de épocas pasadas y que sin duda son bien apreciadas al grado de que existen las experiencias de las modas retro, ya que aquellos jóvenes que ahora pintamos canas añoramos tanto.

Cuando el desastre no es lo que parece

Todo nació un verano cuando todo parecía estar perdido y el futuro se veía como una mancha obscura.

El verano de hace tres años es uno que nunca se me olvidará, ya que lo que parecía ser una tragedia resultó ser el comienzo de un éxito que nunca hubiera imaginado posible de alcanzar.

En esos tiempos todavía estudiaba en la universidad, listo para graduarme e ir a buscar un gran empleo, mediante el cual pudiera hacer una buena cantidad de dinero; sin embargo, todo resulto ser distinto.

relaciones-internacionalesYo estudiaba en una universidad regida por una orden religiosa, la cual no mencionaré y cuyo criterio siempre me pareció muy cuestionable.

En ese momento cursaba mi penúltimo semestre de la carrera de relaciones internacionales, una carrera que realmente me gustaba.

Desde que era pequeño, me interesaban mucho las diferentes culturas, los idiomas y las tradiciones de  muchos países.

Mi gusto era uno poco común, ya que a los nueve años quise e intenté aprender el idioma ruso.

Por supuesto que me fue muy difícil aprender el idioma, ya que en esos tiempos no había nadie calificado quien me pudiera instruir; no fue hasta años después cuando realmente aprendí esa lengua.

El tema principal es que yo amaba esa carrera y trabajaba muy duro y con mucho gusto para poder sobresalir.

A principios del penúltimo semestre un profesor de una materia de investigación nos pidió que hiciéramos un trabajo de tema libre, que tendría que contar con no menos de 80 cuartillas y no más de 120.

Durante cuatro meses, que irónicamente fueron de los mejores meses de mi carrera, ya que disfruté muchísimo el proceso, escribí un trabajo de 115 cuartillas,  sobre un tema del que me atrevo a decir poca gente conocía tanto como yo.

Finalmente llegó el momento de presentarlo y así lo hice, esperando por supuesto una excelente calificación.

Al cabo de unos días recibí una llamada de la universidad, citándome en la oficina de un coordinador.

expulsion Al llegar ahí lo primero que me dicen es que estoy expulsado, ya que no presenté suficientes fuentes para respaldar mi trabajo; por ende, eso podía ser plagio, aunque no lo podían comprobar.

Al fin de una breve conversación me dicen que estoy expulsado, lo que me hizo sentir que mi vida se acababa.

Las siguientes tres semanas estuve encerrado en mi habitación, enojado con el mundo,  teniendo pensamientos bastante alarmantes.

Un buen día, al salir de mi depresión, fui a la casa de mi mejor amigo, quien había planeado una fiesta para esa noche y decidimos hacer unos tacos para los invitados.

Usamos muchos ingredientes y por accidente resultaron ser excelentes, tan es así que fascinaron a todos los invitados.

Lo importante fue que por alguna corazonada del destino decidí, debido a que estábamos usando ingredientes tan extraños, apuntar con lujo de detalle todo aquello que utilizamos.

Al ver el éxito que tuvimos en la fiesta, decidimos venderlos en los alrededores de nuestra cuadra para ver como resultaba.

Nuestro experimento fue todo un éxito y pronto teníamos clientes frecuentes, lo que nos impulsó a crecer.

Ahora tenemos cinco taquerías por toda la ciudad y mucha gente contrata nuestro servicio de taquizas para eventos.

tacos

El crecimiento económico del sector turístico en México

México es un país rico y complejo; sus riquezas provienen de la tierra, el mar y de su gente, que ha dado y seguirá dando mucho al mundo.

Este enorme pedazo de tierra posee una serie de recursos naturales que se han aprovechado y explotado a lo largo de toda su historia y desde la época de la colonización española han llenado las arcas de muchos.

En fin, por ahí existen miles de historias que desafortunadamente siguen sucediendo hoy día.el cuerno de la abundanciaHoy quiero tocar el tema del turismo y es que México es un crisol de atractivos tan diversos y variados, que ha cautivado a los extranjeros.

Esto no es una característica exclusiva de México; existen diversos países que viven situaciones similares, de ahí que surgiera el turismo.

Si analizamos con cuidado esta tendencia, vemos que desde que el primer hombre se movió de un lugar a otro, nació este concepto.

Y por supuesto, ha venido evolucionado junto con el hombre y a lo largo de la historia se encuentran diferentes etapas del turismo, por ejemplo:

  • viajesLos viajes deportivos, que empiezan con las Olimpiadas realizadas por los griegos de la antigüedad en honor a los dioses del Olimpo.
  • A través de las exploraciones geográficas, que tuvieron por objetivo el intercambio comercial, y luego se convirtieron en exploraciones científicas y políticas.
  • Los viajes migratorios, realizados por los conocidos como trashumantes, principalmente para la expansión cultural.
  • Los viajes religiosos, conocidos también como peregrinaciones, que comenzaron en la Edad Media.
  • Cuando en el siglo XVIII se comienzan a realizar los viajes a playas donde se realizaban baños de mar, lo cual motiva el nacimiento de los pioneros de la hotelería y el turismo, hasta llegar el siglo XX, cuando los viajes son motivados por la necesidad humana de recreación y esparcimiento, salud, religión, negocios, estudios, acontecimientos programados (festivales, olimpiadas, etc.) y, como nuevos motivos la aventura en busca de experiencias diferentes y la ecología, buscando lugares naturales alejados de las ciudades contaminadas.

Esto nos lleva entonces hasta nuestros días, cuando ha experimentado un continuo crecimiento y una profunda diversificación, hasta convertirse en uno de los sectores económicos que crecen con mayor rapidez en el mundo.

Y en México este tema no pasa desapercibido, convirtiéndose en uno de los líderes del turismo internacional receptivo, con más de veinte millones de turistas ingresados por año a partir de los inicios del siglo XXI.

Esta posición de privilegio se ha obtenido gracias a una variada oferta de productos turísticos, como el clásico y muy buscado turismo de sol y playa, en varios centros vacacionales localizados en ambas costas del país, el turismo arqueológico, el turismo cultural, el turismo alternativo, el turismo de compras, localizado a lo largo de la frontera norte, o bien el turismo de cruceros, con puertos sobre las costas del Mar Caribe y Océano Pacífico.

Grandes consorcios hoteleros, como los Hoteles Krystal, han apostado en estas tierras mexicanas, destacándose los hoteles en Cancún zona hotelera, junto a la Riviera Maya, que es uno de los máximos exponentes de nuestro país.

Y tu nieve, ¿de qué la quieres?

Los helados y nieves son uno de los postres más conocidos en todo el mundo.

No importa la región, el helado es ampliamente conocido en cualquier lugar y solamente cambian los sabores que se le van dando o se hacen variantes con base de agua (nieves o sorbetes), o con base de leche o crema (helados o mantecados).

heladosPor su larga historia, las diferentes culturas que han pasado por el mundo han tenido la oportunidad de experimentar e irle haciendo variantes, que en algunos casos se establecieron como las obligadas y algunas otras de las que hemos perdido todo rastro, por no haber tenido aceptación en su momento.

Los helados de limón, vainilla, chocolate y fresa posiblemente sean de los básicos para cualquier fabricante de helados, pues son del gusto de la mayoría de la gente, además de que se pueden usar para crear otros postres, como el Banana Split o el Tres Marías.

En algunas partes del mundo han creado helados de varios tipos de chocolate, como el de chocolate belga, o bien las combinaciones de vainilla con zarzamora, o helados de varios frutos, como moras, zarzamoras o cereza.

En algunos lugares de México, se han dado el lujo de crear sabores muy exóticos, como las nieves de Dolores Hidalgo, en donde se pueden comer nieves de chicharrón, tequila, elote o queso.

Estos sabores, por supuesto que sorprenden, porque a pesar de sentir la textura de la nieve, se percibe el sabor de cada uno de estos ingredientes con claridad.

Algunas cadenas, como Tepoznieves, han agregado algunos sabores poco comunes como el Oración de los Muertos, Tres Leches, Nanche, Arrullo de Luna, Beso de Ángel, Canto de Sirenas, Encanto de la Montaña, Nieve de Chinelo o Reino de la Noche, mostrando gran ingenio.

Desde mi particular punto de vista, pueden ser nieves con el sabor que se les ocurra, sin que se les desmienta que tengan o no el sabor a Beso de Ángel, por ejemplo.

En Oaxaca, se puede disfrutar de la nieve de leche quemada y en Pátzcuaro, la nieve de pasta resultará toda una experiencia, que seguramente desearán repetir en más de una ocasión.

En la zona centro del país, en Xochimilco, Santiago Tulyehualco o en Tláhuac, se pueden visitar las ferias de la nieve, en donde la competencia entre los diferentes participantes es muy intensa y es difícil darse abasto para poder degustar la gran variedad de nieves que se encuentran ahí.

nievesAun cuando se tuviera el cupo para todas ellas, yo creo que mezclar nieves de tequila, cognac, ron, vino tinto y champaña puede crear una combinación difícil de asimilar.

La versatilidad del helado hace que esté presente en muchos eventos.

Por ejemplo, hace poco fui a una fiesta de niños en que tenían un servicio de helados para fiestas, con sabores de fresa con Stevia, lychee, frutas del bosque y natural.

Fue todo un éxito, puesto que era uno de esos días calurosos y se podían solicitar uno o dos sabores, con su respectivo topping para darle el toque, dando un giro a los tradicionales postres que se manejan en las fiestas.

Y esta gama de sabores sólo es en México y son de los que conozco. ¿Te imaginas los que se encuentran en Italia, Francia o en el cono sur de América? Bueno, ahora me pregunto, en lugares como Asia o África, ¿también hay helados o nieves? Buen punto para una investigación.

En fin, dicho todo esto y mientras investigamos lo que pasa en otros continentes, a comer helados y nieves, porque hay muchas que nos falta probar. ¡Buen provecho!